Los Ravens cenan sushi

Lo primero, y antes de comenzar con la previa del partido del domingo, pediros disculpas por no haber podido realizar nuestra labor y no haber escrito sobre la crónica del partido jugado el domingo en casa contra Miami. Hay veces que los planetas se alinean y por diversas circunstancias los que solemos escribir por aquí no pudimos sacar tiempo de nuestras vidas para escribir la previa, aún así disculpad.

Bien, ofrecidas nuestras disculpas de rigor pasaremos ahora a lo que fue la crónica del partido de este domingo.

tempdolphins120416sh11web-nfl_mezz_1280_1024

El partido se presentaba a priori como un duelo entre dos equipos que luchan por la Wild Card. Los dolphins llegaban a Baltimore con un bagaje de 7 victorias y 4 derrotas, habiendo realizado unos muy buenos meses de octubre y noviembre; si bien es cierto que contra equipos de no gran nivel. Por otro lado, los Ravens llegaban con un 6-5 y con la necesidad de una victoria, dado que los Steelers no fallan, pues ambos buscan ser líderes de su división, y para meterse en la pelea como digo por la Wild Card con Miami, Houston y Kansas… Así que, en estas nos veíamos, en un partido en casa que se presuponía interesante y que una derrota dejaría más complicado -de lo que por si ya es- el camino para acceder a la post temporada, viendo nuestro calendario.

Centrándonos en el partido, lo cierto y verdad es que la historia del partido se acabó demasiado pronto, toda vez que al equipo córvido le salió prácticamente todo y al equipo del Florida parecía que no había salido al campo y sus jugadores parecían, ya no del High School sino del Kindergarten. El primer drive acabó en TD de West, a pase de Flacco, con 8 jugadas para 79 yardas; en otras palabras, salió todo. No habiendo acabado el primer cuarto Flacco conectó con su gran amigo para que en un pase de 13 yardas acabara en TD. Primer cuarto y ganábamos 14-0 a un equipo cuya defensa no se había presentado en el partido y cuyo ataque se quedo en el Estado soleado.

El segundo cuarto fue más de lo mismo, pese a que Flacco fue interceptado; Dennis Pitta volvió a anotar otro TD y Tucker, con menos trabajo que lo de costumbre, volvió por sus fueros para anotar un FG de 55 yardas antes justo del descanso (Por cierto, que me digan qué desayuna ese muchacho porque quiero lo mismo, y dos veces).

tempdolphins120416sh23web-nfl_mezz_1280_1024

En estas salimos del descanso ganando 24-0 y con la sensación de que mucho tendrían que cambiar las cosas después de pasar por los vestuarios para que este partido no se convirtiera en una W. Y ello no sucedió. Y ello por cuanto al poco de salir de los vestuarios, Weedle (otro que vale cada dólar que se le paga) interceptó a Tanehill y, pese a que no aprovechamos dicha intercepción, el partido parecía abocado a una nueva victoria de los nuestros.

El último cuarto fue como lo habían sido los dos primeros, básicamente los Dolphins por fin anotaron un TD, y no convirtieron la anotación de 2 puntos, y los Ravens a lo suyo, Perriman anotando un TD de 53 yardas a pase de Flacco (ojo la defensa de Miami en esa jugada, 3 tíos cubriendo una zona y ninguno es capaz de llegar a Perriman) y otro TD de West en carrera, acabando el partido. Así, en estas acabó el partido, Flacco sumó 381 yardas para 4 anotaciones y una intervención (elite mode); y el juego de carrera West se apuntó 50 yardas en 10 intentos y Dixon 56 yardas en otros 6 intentos.A poco que se mire la estadística de ese partido se puede ver el destrozo que sufrió la defensa de Miami que no fue capaz en ningún momento de mostrar un mínimo de aguante ante el rodillo que supuso el ataque córvido, y la defensa de los Ravens que volvió a cuajar un gran encuentro, demostrando por qué somos una de las mejores defensas de la NFL, pese a que algunos jugadores de nuestra secundaria se propongan a veces lo contrario.

Habiendo sentenciado el penúltimo partido en casa de lo que queda de liga, nos toca ahora viajar a Nueva Inglaterra, para enfrentarnos el lunes en Foxboro contra el segundo mejor equipo de toda la liga. Viendo las apuestas, en Las Vegas, no parecen tener mucha confianza en nuestros muchachos, debe pesar que nos jugamos las habichuelas contra el sexto mejor ataque y el segundo equipo que menos puntos recibe (nosotros empatamos con ellos en este extremo).

tempdolphins120416sh28web-nfl_mezz_1280_1024

Piedra en el camino que deberemos solventar contra uno de nuestros equipos que, al menos por mi parte, tenemos especial inquina y que una derrota (con una victoria de los Steelers) complicaría mucho nuestro camino a post temporada, así que muchachos denle duro al desinflador oficial de balones y que cada yarda que ganen sea un camino de torturas.

¡Un abrazo y nos leemos!

Adrián V

 

3 thoughts on “Los Ravens cenan sushi

  1. Gracias Adrián por el artículo.

    Sólo una cosa… la INT de Webb, que le llevamos todo el año metiéndo caña y se marcó un jugadón de visión, velocidad y bemoles. Teniendo en cuenta que hubiera sido un 14-7, fue una de las jugadas del partido.

    El lunes a Foxboro con otra cara, buena defensa y sabiendo que hay armas en ataque para hacer cosas positivas. Otra cosa es que salga a pedir de boca como contra Miami… pero Patriots sin Gronk ni Amendola puede atascarse.

    Buena semana!

  2. Gracias Adrián por el trabajo .
    Personalmente no me imaginaba , ni en mis mejores sueños , que en la jornada 14 fuésemos lideres de división ; ahora bien , tampoco imaginaba la situación de Bengals y Steelers .
    O establecemos un juego de carrera medianamente creible , ó volveremos a depender de Flacco , Steve, Mike y este año de Perriman , para fiarlo todo a un bigplay , y la flauta no va sonar siempre .
    Pero bueno , ahí estamos , y si esta jornada nos merendamos a los Pats doy por amortizada la temporada , jajajaja
    Un saludo a todos

  3. Cierto.

    Es de bien reconocer los aciertos a Webb cuando los tiene. Esa intercepción fue magnífica.

    A ver si esta semana juega la defensa un gran partido y podemos parar al ataque de NE.

Deja un comentario